¡Es el día de Santa Otilia, patrona de los Ópticos-Optometristas!

¡Es el día de Santa Otilia, patrona de los Ópticos-Optometristas!

 

La verdad es que este día es de dos santas relacionadas con la vista: Santa Otilia y Santa Lucía. La segunda es la patrona de la vista y está asociada con los oftalmólogos; mientras que Otilia (o también conocida como Santa Odilia) con los ópticos-optometristas. Desde OrenOptica queremos dar a conocer un poco más su curiosa historia, ya que no resulta muy familiar.

Otilia fue la primogénita del Duque Adalrico (señor de Alsacia), pero al desear un varón y haber nacido ciega el Duque la repudió. Su madre la entregó al monasterio de Balma, donde con los años fue despertando su vocación. Cuando ella tenía 12 años, el  obispo Erhard de Regensburg soñó que debía ir a ver a esta niña y bautizarla. Cuando lo hizo, ella recuperó milagrosamente la vista, por lo que el obispo la llamó Otilia (que significa “hija de la luz”).

 

Hay distintas versiones sobre lo que ocurrió luego

 

  • Una indica que su hermano menor fue a buscarla para que regresara al hogar y su padre, en un arrebato de ira, lo mató y dejó a Otilia como una sirvienta. A la edad de casamiento su padre la comprometió, pero Otilia había hecho votos en secreto y escapó a un monte en donde construyó un altar del cual brotaba agua que curaba enfermedades de los ojos. Así, su fama se fue haciendo mayor pues la gente peregrinaba en busca de la sanación. El Duque se enteró y fue a verla, dándose cuenta de su santidad. Fue entonces cuando le regaló el castillo de Hohenburg para que Otilia lo transformase en un convento del que sería abadesa.

 

  • Otra, que fue el obispo quien habló con el Duque para el retorno de Otilia y que su hermano menor intervino a su favor, permitiendo su padre que se quedara más como una criada que como su hija. Cuando conoció lo buena que era la quiso mucho y decidió casarla con un gran señor, ignorando que ella quería ser religiosa. Al obligarla, Otilia huye y es perseguida por los soldados de su padre, terminando escondida entre unas rocas hasta que su padre (lleno de remordimiento) la perdonó mediante un decreto. Al volver a casa es cuando el Duque le regaló un convento en lo alto de una montaña. Aquí se dice que Otilia hizo brotar una fuente cuando no había nada que beber en el convento y que su agua ha curado a muchos enfermos de la vista y otros males.

 

De Otilia a Santa Otilia

Ambas historias terminan para Otilia con una vida entregada a los enfermos y los más necesitados. Murió el 13 de diciembre del año 720 en la iglesia de San Juan Bautista (Hohenburg, Alemania), donde permanecen sus restos. El lugar se ha vuelto un lugar de peregrinación, pues hay quienes dicen que su sepulcro hace milagros. Fue canonizada el 17 de diciembre de 1050 por el papa León IX. El papa Pío XII la nombró patrona de Alsacia en 1946.

 

¿Qué os ha parecido la historia de nuestra patrona? ¡Desde OrenOptica queremos felicitar a todos los ópticos y optometristas!